lunes, 16 de octubre de 2017

Los días buenos me dejo
mecer y escucho mucha música
Los días buenos soy un gato gordo
defendiendo panza arriba, sin distinguir al enemigo
Los días malos me vuelvo peso muerto y camino y camino
entiendo  todos los ojos
Saco lo peor de cada ventana
Caigo en el insulto, soy arrogante
Me pongo en plan gilipollas

viernes, 6 de octubre de 2017

No puedes querer otra cara
ni otro cielo
Cuando se quema la tierra
pero la cortina baila
y el viento entra
Cuando existo y os
veo reír
hablando de Coimbra, de
olas romper en la cima de
mi paladar pienso que tengo
muchos regalos pero
que hay a la vez tanto
castigo que ya no podemos
ni llorar ni decir la verdad
porque ya ni nos conocemos

sábado, 30 de septiembre de 2017

quedaba solo una luz encendida
de toda nuestra pequeña casa
una vuelta más, una última patada
en la boca
me di cuenta en el coche y en el parque
encima del árbol, en el puente
cada vez que arranco hierba
cuando pienso de verdad
si pudiera elegir un momento
para dejarnos
y no me eligiera el momento a mi
elegiría este
para acabar ya
para que no me vieras más
ver una capa lisa de agua


jueves, 7 de septiembre de 2017

Hoy he vuelto a Cibeles
y las manos me sabían a limón
Estaban las mismas personas
el hombre del círculo
el "tú no vayas a mear ahí"
Y todo lo malo estaba regalado.
me ofrecieron una copita
que no quise
Hoy no me dolía
pero mi boca tenía sabor a sangre
Y decir palabras era más difícil que
cualquier otro hoy
Hay una enfermedad
en proporciones epidémicas
dentro de todas,
que no nos deja
ver, ni nos deja vivir
Ha pasado otro día y sigo sin creerte
Pero he hecho como que sí

domingo, 3 de septiembre de 2017

es difícil enfadarse
con tanto cuidado
con el tacto de poniente
doblando una línea
tragándose este sol
bajo las rocas, donde
nacen los corales
es difícil enfadarse
yo no quiero tener la tierra
en mis manos
quiero pisar sin
romper caracolas
sin matar hormigas
donde habita mi amor
es difícil enfadarse

viernes, 1 de septiembre de 2017

me acerco con cuidado
al marco metálico
de la ventana
(me vas a hacer llorar)
primero me pongo delante
y levanto una mano porque
siempre tengo mucha electricidad
depende
de los zapatos
toco el marco quito mi mano
porque no me da calambre
(pasado)
debajo del techo
de madera, suelo de madera
hay una tonelada
en carne y sangre de ballena,
es un secreto
(presente)
quito mi mano del marco
miro el balcón desde lejos
una pierna y un pie con la
punta en la baldosa
cabeza derecha